Sunday, 04 December 2022

guide starfacebook twitter youtube

Previous Next

Las secuelas de una deportación [Wilfredo Amr Ruiz para Centro Tampa]

By Juan Carlos Chavez, CENTRO Tampa, For Centro Tampa | Tampa Bay Times, On 05 November 2020, Read Original
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Luis Blanco fue separado de su esposa y sus siete hijos y enviado de regreso a México. Algún día esperan reunirse.

PLANT CITY- Luis Blanco pasa las noches solo, llorando en silencio. Extraña a su familia.

Blanco piensa a menudo en lo que podría hacer para ganar más dinero. Quiere ayudar a su esposa, Laura Medrano, de 38 años, y a sus siete hijos a mudarse a una casa más grande.

“Si pudiera estar con ellos, creo que muchas cosas serían diferentes”.

Hace casi tres años Blanco fue arrancado de la vida relativamente cómoda que la familia había conocido en Plant City y deportado a México, un país del que salió por primera vez hace más de 20 años. Su familia, los hijos, todos ciudadanos nacidos en Estados Unidos, todavía viven aquí.

Blanco, que ahora tiene 44 años, se queda con su padre en el estado de Veracruz, en el sureste del país. Trabaja en los campos y huertos cercanos, luchando por ganar unos 130 dólares al mes. Habla con su familia todos los días a través de Facebook.

Blanco tiene la esperanza de regresar a los Estados Unidos legalmente, aunque dijo que no volverá a cruzar la frontera sigilosamente como lo hizo en el 2000. Pero ese camino es difícil de imaginar. El presidente Donald Trump tiene como objetivo reducir el número de inmigrantes, endureciendo un enfoque acelerado de las deportaciones que comenzó bajo la administración Obama.

...

Wilfredo Ruiz, portavoz en Florida del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) dijo que ayudar eficazmente a inmigrantes como Blanco requerirá nuevas leyes.

“He visto cómo familias con padres y con trabajos honestos han sido separados y discriminados”, dijo Ruiz. “Para mí es inconcebible. Necesitamos una legislación que aborde y resuelva este problema”.

Ahora, separado de su familia por 2,000 millas, Blanco encuentra la vida solitaria y difícil. Vive en el pequeño pueblo de La Florida y trabaja los siete días de la semana cosechando tabaco, verduras y frutas. Los narcotraficantes deambulan por la zona, cobrando cuotas que permiten a la gente salir a trabajar.

“Hay violencia y miedo”, dijo Blanco. "La gente prefiere no hablar de ello y actuar como si no pasara nada.

Blanco no puede imaginarse a su familia allí, aunque eso signifique estar juntos. Mientras, se deleita con sus recuerdos de la vida en Plant City.

 

Articulo completo: https://www.tampabay.com/centro/2020/11/05/las-secuelas-de-una-deportacion/ 

General Email: 
[email protected]

For legal assistance text:
813.531.7767

To Donate:

Call 833.CAIRFLA (833.224.7352)

Mailing Adrress:
8076 N 56th St., Tampa, FL 33617 (Main Office)

CAIR Florida office locations:

Sunrise – Fort Myers – Tampa – Orlando – Panama City